Desde que comenzó la pandemia, el Gobierno de Cantabria a través del Instituto Cántabro de Finanzas ha puesto en marcha varias líneas de
actuación dirigidas a mejorar el acceso al crédito de las pymes y autónomos. Entre ellas, figura el convenio ICAF Avales Covid-19, que cumplimentaba en un 10% la garantía ofrecida por el Estado a través del ICO; la línea ICAF Cultura; o el convenio de ICAF con SOGARCA. Entre todas estas líneas, los beneficiarios han formalizado unas 480 operaciones de financiación por un monto de 48 millones de euros.