Cuatro de cada diez pymes españolas prevén que aumente su facturación en los próximos doce meses. Esto supone una minoración en las perspectivas económicas para las pequeñas y medinas empresas, según el III Informe sobre Financiación de la pyme en España de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-Cesgar), que revela un incremento del pesimismo sobre la evolución de la economía. El análisis detalla que el 39,8% de las pymes espera que su facturación aumente en los próximos doce meses frente al 46,4% del anterior semestre (marzo 2016). Además, crecen las empresas que consideran que su facturación permanecerá estable en los próximos seis meses al pasar del 37,5% al 41,6% y las que prevén que disminuya que se incrementa del 13,4% al 16,0%.

Otro de los indicadores que muestra el informe es el periodo de cobro y de pago. El documento refleja que sigue estable y permanece en torno al mes. El plazo de cobro se sitúa en 30 días, igual que en el ejercicio precedente, y el de pago se ha reducido de forma ligera hasta los 25 días. En cuanto a las necesidades de financiación, la encuesta impulsada por SGR-Cesgar apunta una reducción significativa en los niveles de uso, aunque siguen siendo superiores a los de hace un año. Sólo el crédito de proveedores aumenta un 8,8% al pasar del 33,1% al 34,4%. Por el contrario, otras instrumentos como las líneas de crédito o préstamos bancarios presentan una reducción notable en el último medio año al pasar del 25,8% al 14,2% y del 23,8% al 17,2%. El informe también revela un uso menor en otros productos, como la financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), el leasing o arrendamiento financiero.

Las necesidades de financiación se han reducido también, y de forma significativa. Casi dos de cada diez pequeñas y medianas empresas (17,4%) ha precisado de financiación en el último medio año frente al 22,4% de marzo. En este periodo, además, ha habido un empeoramiento en las negociaciones de las pymes con las entidades bancarias, y el informe refleja una caída significativa en el número de pymes que obtiene financiación bancaria al pasar del 83,9% al 71,3%. Junto a estos indicadores, también refleja un aumento de los porcentajes de pymes que el banco ha rechazado su petición (del 5,9% al 9,6%). La situación empeora asimismo en las condiciones de acceso a la financiación con una mayor exigencia de garantías al pasar del 57,2% de empresas al 51,5% de marzo.

Puede consultar el informe completo en el siguiente enlace:

III Informe financiación de la pyme 2016