La Consejería de Agricultura y Ganadería firmó ayer un acuerdo con Iberaval y las cuatro cajas rurales de la Comunidad, entre la que se encuentra la soriana, para dar continuidad a dos líneas de financiación que se pusieron en marcha en 2014 dentro del proyecto ADE Rural: microcréditos a emprendedores del medio rural, y préstamos destinados a empresas situadas en municipios de Castilla y León de menos de 20.000 habitantes.

La Consejería aportará un millón de euros para poner en marcha estas líneas que permitirán formalizar préstamos por valor de cuatro millones de euros.

Los dos productos financieros que se ofrecen fruto del acuerdo son la concesión de préstamos avalados con un importe que oscila entre los 6.000 y los 150.000 euros, hasta el 100 % del proyecto de inversión total, y un plazo de amortización de hasta diez años, con dos años máximos de carencia, dependiendo de la línea.

El otro producto financiero son microcréditos a emprendedores del medio rural, entendiéndose como tal los nuevos negocios que se sitúen en los municipios de menos de 20.000 habitantes, por un importe máximo de 50.000 euros, con un periodo de amortización de hasta ocho años. Para el resto de empresas ese importe se eleva a un tope de 150.000 euros, con un plazo para devolver el préstamo de hasta diez años. Como garantía para ambos productos tan sólo se exigirá la viabilidad del proyecto presentado y la firma personal de los promotores solicitantes, lo que supondrá que ningún proyecto viable en el medio rural se quedará sin financiación por el hecho de no tener garantías de otro tipo.

PARA WEB

Los interesados en acceder a estas líneas deben cumplir algunos requisitos como estar al corriente de pagos frente a la Hacienda Pública y ben ser personas físicas o jurídicas que se encuentren realizando, o vayan a realizar, los trámites necesarios para desarrollar una actividad económica en municipios de menos de 20.000 habitantes de Castilla y León, o aquellas que hayan iniciado su actividad en los dos años siguientes a la declaración de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, que desarrollen, o vayan a desarrollar, su actividad en Castilla y León.

El convenio suscrito entre Iberaval y las cajas rurales permitirá reducir los costes de financiación de los préstamos y microcréditos concedidos a proyectos vinculados con el sector primario de Castilla y León, dentro de ADE Rural. Esta es una novedad, ya que el sector primario de la Comunidad no podía acceder a estas líneas que ya existían.

Descargar pdf