El consejo de Gobierno ha autorizado este jueves conceder una subvención de 2 millones de euros a la sociedad de garantía recíproca Iberaval para la bonificación de intereses de préstamos a empresas ante el alto número de peticiones.

La Junta ha autorizado este jueves a la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE) a conceder una subvención directa de dos millones de euros a Iberaval Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), con el fin de que pueda atender el incremento de las solicitudes de préstamos a un tipo de interés bonificado por parte de pymes, autónomos y emprendedores de la Comunidad. Este programa, bautizado como ADE Financia puesto que está impulsado por la ADE, nació en el año 2000 y desde entonces ha permitido crear y mantener más de 90.000 empleos.

El programa de bonificación de costes financieros ADE Financia, que desarrolla Iberaval SGR, está teniendo un notable éxito entre las pymes, autónomos y emprendedores de Castilla y León, lo que se ha traducido en una demanda muy superior a la prevista.

En concreto, la sociedad ha comprometido subvenciones de intereses por importe de cuatro millones de euros, el doble del presupuesto inicial, diferencia que ha decidido cubrir la ADE con el fin de seguir apoyando la actividad de las empresas de la Comunidad, facilitar sus inversiones y, en definitiva, contribuir a la generación de puestos de trabajo.

De ahí que el Consejo de Gobierno haya acordado autorizar al Consejo de Administración de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial a que otorgue una ayuda adicional de dos millones de euros a Iberaval, que se suma a otra de idéntica cuantía que le concedió la misma empresa pública de la Junta en octubre del año pasado. Esta inyección de recursos permitirá a la SGR satisfacer hasta el 4 % de los intereses de préstamos avalados para la inversión y el capital circulante de colectivos que tradicionalmente tienen dificultades para acceder a estos recursos, como emprendedores, autónomos, negocios rurales, empresas de economía social y recién titulados.

El programa ADE Financia se articula a través de siete líneas dirigidas a satisfacer las necesidades de sus potenciales demandantes, que es preciso que tengan domicilio social o centro productivo en Castilla y León. Se trata de las de Microcréditos Emprendedores; Medio Rural; Apoyo Financiero al Comercio; Sucesión de Empresas; Ahorro y Eficiencia Energética y Aprovechamiento de Recursos Energéticos Renovables; Inversión y Expansión de Empresas, y Capital Circulante.

El análisis del último año cerrado, 2014, revela que ADE Financia ha sido el impulso necesario para formalizar 618 créditos por un importe global de más de 51 millones de euros, cifra que supone alrededor del 48 % de todas las operaciones de aval cerradas por Iberaval en el mismo periodo. Destaca la línea relativa al Medio Rural, donde se han registrado 146 préstamos avalados por más de 12,8 millones, cuantía que supone el 25,1 % de la cifra global.

Si el balance se hace de los 15 años de vida del programa, los resultados son todavía más satisfactorios: ADE Financia ha hecho posible el acceso de emprendedores y empresas a en torno a 793 millones de euros en préstamos, con una inversión asociada superior a los 1.240 millones, que han permitido crear y mantener más de 90.000 puestos de trabajo en la Comunidad.