Sociedades de garantía, algo más que un instrumento para acceder a financiación

Las sociedades de garantía (SGR) avalan proyectos ante las entidades financieras de pequeñas y medianas empresas (pymes) para que puedan acceder a préstamos. El aval de las SGR permite a las pymes y autónomos no sólo contar con liquidez para afrontar inversiones sino también con financiación en condiciones de amortización e intereses más ventajosas que en el conducto más habitual en nuestro país: el bancario. Junto al aval líquido a primer requerimiento, las SGR también aportan soluciones financieras que permiten informar, asesorar y analizar junto al empresario o emprendedor sobre la viabilidad y sostenibilidad de su proyecto. Por ello, muchas pymes consideran la labor de las SGR como una “labor social más que financiera”. Gracias a su apoyo, las pymes pueden crecer y generar empleo, clave para este país.

Marcos Rodríguez, es uno de estos empresarios que acudieron a la sociedad de garantía Iberaval (Castilla y León, La Rioja y Madrid), para continuar con la expansión de su empresa familiar: «Quesos El Pastor de La Polvorosa». Fundada en 1967 por tres hermanos, hoy «Quesos El Pastor» es uno de los principales productores de quesos de este país que cuenta con presencia nacional e internacional (en más de 45 países). Gracias al apoyo de Iberaval, la fábrica pudo abrir una nueva planta de producción destinada a quesos de fermentación láctea o como se les conoce, ‘rulos de cabra’. Rodríguez explica que las SGR no sólo han ayudado de forma financiera a la empresa sino también han colaborado con el proyecto y han apostado por ellos. Hoy el camino de «Quesos El Pastor» les conduce a continuar con su crecimiento nacional e internacional y a duplicar su producción. Os dejamos un vídeo donde Marcos Rodríguez explica su experiencia con Iberaval.