La crisis económica produjo una contracción de la demanda interna que impulsó a muchas empresas españolas a buscar nuevos mercados más allá de las fronteras nacionales. Ese cambio se ha ido consolidando a lo largo de los años, de manera que en la actualidad el comercio internacional está desempeñando un papel cada vez más importante en muchas empresas y en la propia economía española.

Fuente: https://www.conavalsi.com