Bankia y la sociedad de garantía recíproca UNDEMUR (Unión de Empresarios Murcianos) han firmado un convenio por el que ambas partes se comprometen a trabajar por el desarrollo de la pequeña y mediana empresa de la Región de Murcia y buscar las fórmulas e instrumentos que permitan responder a las necesidades de financiación de ésta.

  • La línea está destinada a financiar mediante operaciones crediticias de Bankia avaladas por UNDEMUR
  • Los créditos se destinarán preferentemente a financiar proyectos de inversión, también podrán atender necesidades de capital circulante

Todo ello se concreta en la puesta en marcha de una línea de financiación de hasta 20 millones de euros destinada a financiar las operaciones crediticias avaladas por UNDEMUR.

Esta línea de financiación tendrá condiciones especialmente favorables y se podrán beneficiar de la misma los socios partícipes de UNDEMUR.

Por parte de Bankia, el convenio fue firmado por Aurelio Martínez Asensio, director del Centro de Empresas de Murcia y Jesús Ángel Cecilia Cruz, director de Zona de Alicante Sur y Murcia. Por parte de UNDEMUR rubricó el acuerdo Ángel Frutos Villaescusa, su director general.

Los créditos obtenidos bajo el amparo de este convenio se destinarán principalmente a financiar a la pyme en sus proyectos de inversión, aunque también tendrá cabida la financiación de las necesidades de capital circulante.

La duración del convenio es de un año, prorrogable mediante acuerdo expreso entre las partes por sucesivos periodos anuales.

El compromiso de Bankia con el tejido productivo murciano también se expresa en el hecho de que Bankia es socio protector de UNDEMUR.

UNDEMUR, S.G.R. nació en diciembre de 1981, fundada por empresarios de la Región de Murcia con el apoyo de la Comunidad Autónoma. Su objetivo como sociedad de garantía recíproca es facilitar a pymes y autónomos de la Región de Murcia la puesta en marcha de sus proyectos empresariales, consiguiendo condiciones preferentes de financiación ante organismos públicos y entidades financieras, mejorando tanto los costes financieros como los plazos de amortización y, con ello, su capacidad de endeudamiento.