El Institut Català de Finances (ICF) y Avalis de Catalunya, conjuntamente con el Ayuntamiento de Barcelona, han lanzado una línea de financiación, denominada B-Crèdits, de 12 millones de euros para micropymes y autónomos. Estos préstamos irán destinados preferentemente a los sectores del comercio, la restauración, el turismo, las industrias creativas, los cuidados, la educación y el deporte, así como a mujeres trabajadoras autónomas y empresarias, que hayan sufrido los efectos de la crisis del coronavirus.

Fuente: Europa Press