El presidente de Aválam, Pedro Díaz, y el de CROEM, José María Albarracín, han anunciado, junto a las principales entidades financieras que operan en la Región de Murcia, la activación de una línea de 250 millones de euros para circulante, de manera que las pymes viables puedan afrontar la falta de ingresos y tensiones de liquidez provocadas por la disminución de actividad durante la alerta sanitaria, así como para proyectos de inversión, especialmente los destinados a innovación, digitalización y aquellos de carácter sostenible.

Medio: Murcia Diario