Oviedo, 20 nov (EFE).- La Sociedad de Garantía Recíproca de Asturias (Asturgar) ha presentado unos resultados a cierre del tercer trimestre de 2015 que constatan un incremento del 63,5 % en la formalización de avales a empresas, de forma especial a autónomos, lo que supone más de un 53 % en el importe de los mismos.

Durante el citado periodo, Asturgar ha aprobado un total de 136 avales por un importe de 6,1 millones de euros, frente a los 4 millones registrados en el mismo periodo del año anterior, con 83 avales formalizados.

Durante los tres primeros trimestres del ejercicio se prestaron avales que sirvieron de apoyo a 69 empresas frente a las 54 en idéntico periodo del ejercicio anterior, lo que supone un incremento del 25,45 % en este indicador.

Respecto a la tipología de las empresas apoyadas, destaca el incremento de los autónomos, que constituyen el 29 % de las mismas, por encima del 20 % que suponen en el número de empresas totales con riesgo vivo en Asturgar.

Por su parte, también se produce un aumento en la cantidad de empresas avaladas relacionadas con la economía social (cooperativas y sociedades laborales), hasta el 6% de las apoyadas en el ejercicio 2015.

El análisis de los resultados del tercer trimestre del presente año, en la actividad avalista de Asturgar, refleja un fuerte incremento en la inversión, y destacan los avales en el sector de la innovación, por un importe de 526.203 euros.

En lo que se refiere a emprendedores y nuevas empresas, se destinaron casi 860.000 euros para un total de 18 avales.

El incremento de los resultados de formalización de avales por parte de Asturgar se sitúa en el marco general de mejora que mantiene el sector de las Sociedad de Garantía Recíproca en España, que finalizado el mes de septiembre muestra un aumento del 5 % en número de avales y del 12 % en importe, respecto al mismo período del año pasado.

Más de 1.300 pequeños empresarios asturianos ya conocen las ventajas de ser socio de Asturgar, informa la Sociedad de Garantía Recíproca de Asturias, que destaca las mayores garantías para las empresas ante las entidades de crédito y pueden así aumentar su capacidad real de endeudamiento.

El Gobierno regional, el IDEPA, la FADE y la CAC, además de las Cámaras de Comercio de Asturias, diversas asociaciones empresariales, bancos y cajas de ahorro que operan en Asturias, son socios protectores de la entidad.