Una de las cuestiones que más dificultades acarrean a los autónomos es la combinación de las finanzas del negocio y las personales. Por eso, cuando trabajas por tu cuenta es adecuado contar con una planificación y una estructura financiera de tu negocio independiente de las necesidades financieras personales.

Fuente: https://www.lne.es