El Ayuntamiento de Almazán ha acogido esta este jueves por la mañana una jornada dirigida tanto a empresas como emprendedores del medio rural sobre las ‘Oportunidades de Financiación en el Medio Rural’. Los asistentes han podido conocer en detalle los servicios que, en el marco de ADE Rural, ofrecen tanto la Consejería de Economía y Hacienda como la de Agricultura y Ganadería.

Para ello se han explicado las líneas de actuación existentes dentro del programa ADE Rural y la forma en la que las empresas de los pequeños municipios pueden acceder a productos financieros ventajosos, así como las posibilidades que tienen de reducir costes financieros gracias al acuerdo suscrito entre la Junta, la Sociedad de Garantía Recíproca Iberaval y las cajas rurales de la Comunidad, representadas en esta ocasión por Caja Rural de Soria.

La jornada ha sido presentada por el delegado territorial, Manuel López, que ha estado acompañado del alcalde de la localidad, José Antonio de Miguel, y en ella han intervenido Rubén Moreno, director provincial de Iberaval, y Juan Antonio Tierno, director del Área de Empresas de Caja Rural de Soria. Además, han asistido la directora territorial de ADE, Lola Borén, y el jefe del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería, José Manuel Ruiz.

Productos financieros para facilitar el acceso al crédito

El objetivo de los productos financieros presentados, ya sean microcréditos o préstamos, es superar una de las principales barreras que tienen los jóvenes y las empresas para iniciar un negocio:el acceso al crédito. Son financiables los proyectos de creación de empresas, la mejora de la competitividad de empresas ya existentes en el medio rural y las necesidades de capital circulante de las mismas.

Se establecen cláusulas de una financiación privilegiada en plazos y condiciones, tanto para inversiones y gastos como para capital circulante, con el propósito de promover la creación de empleo y empresas en municipios con menos de 20.000 habitantes y apoyar a quienes desarrollan allí su ocupación, con una especial atención a los emprendedores del sector agrario y agroalimentario, por ser la principal actividad económica del medio rural de Castilla y León.

Los productos financieros que se ofrecen son dos. Por un lado, la concesión de préstamos avalados por un importe que oscila entre los 6.000 y los 150.000 euros, hasta el 100 % del proyecto de inversión total, con un plazo de amortización de hasta diez años y dos años máximos de carencia, dependiendo de la línea.

El otro producto financiero son microcréditos a emprendedores del medio rural, entendiéndose como tales los nuevos negocios que se sitúen en los municipios de menos de 20.000 habitantes. El importe mínimo son 6.000 euros y el máximo 50.000 euros, con un periodo de amortización de hasta ocho años.

Como garantía para ambos productos tan sólo se exige la viabilidad del proyecto presentado y la firma personal de los promotores solicitantes, lo que supone que ningún proyecto viable en el medio rural se quedará sin financiación por el hecho de no tener garantías de otro tipo (hipotecarias, avales, etc.).

El convenio suscrito entre la Junta de Castilla y León, Iberaval y las cajas rurales de la Comunidad permite además reducir los costes de financiación de los préstamos y microcréditos concedidos a proyectos vinculados con el sector primario de Castilla y León, dentro de ADE Rural. En concreto, para los microcréditos el coste financiero se reducirá en 0,75 puntos porcentuales, y en 0,25 puntos para los préstamos.

ADE Rural ha asesorado ya a 2.000 emprendedores desde su creación

ADE Rural es un proyecto conjunto de las consejerías de Economía y Hacienda y Agricultura y Ganadería cuyo objetivo general es la promoción y apoyo en las zonas rurales a los emprendedores y a la creación de empresas y la mejora de la competitividad empresarial de las existentes, con una especial atención a los emprendedores del sector agrario y agroalimentario.

Pretende ofrecer al futuro emprendedor un servicio de asesoramiento y tutorización para facilitarle el diseño técnico de su proyecto, y ayudarle a buscar las fórmulas económicas más adecuadas para su ejecución. De hecho, desde su puesta en marcha ADE Rural ha atendido y asesorado en torno a 2.000 proyectos. De éstos 98 han recibido financiación a través de los préstamos y los microcréditos, por un importe total de cinco millones de euros.

Entre los proyectos de futuro destaca la posibilidad de poner suelo industrial propiedad de la Junta a disposición de los jóvenes para tratar de facilitar el acceso de los emprendedores a los 5,7 millones de superficie de suelo industrial ubicado en el medio rural que están disponibles en la actualidad.