La Sociedad de Garantía Recíproca de Andalucía, Garántia, y la Junta de Andalucía han respaldado al tejido empresarial andaluz desde el comienzo de la crisis sanitaria y económica, facilitando el acceso a la línea de liquidez, puesta a su disposición desde el pasado mes marzo para hacer frente a la paralización de la actividad y las consecuencias del Covid-19. Hasta el momento han sido 7.000 las pymes y autónomos que han solicitado esta línea de liquidez, lo que supone hasta ahora 220 millones de crédito, con un importe medio demandado por operación de 32.000 euros.

Fuente: Ideal