Fuente: http://www.diariodeleon.es/

Con una vía abierta de 4 millones de euros y una bonificación del 3% del préstamo, hasta un máximo de 1.200 euros, el Instituto Leonés de Desarrollo Económico, Formación y Empleo (Ildefe), dependiente del Ayuntamiento, e Iberaval rubricaron el convenio publicitado para «facilitar actividad económica con objetivo prioritario e crear empleo», como expuso el alcalde, Antonio Silván. Una «herramienta» que se centra en ofrecer «condiciones ventajosas tanto en importe, como en coste y plazo para iniciativas viables que se desarrollen en la capital leonesa», según explicó el regidor.

El convenio establece como potenciales beneficiarios a los autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes) que cuenten con domicilio fiscal y centro de trabajo en el municipio de León y que «desarrollen sus principales inversiones en el mismo». A partir de estos requisitos básicos se analizarán los proyectos viables, que tendrán canalización a partir de dos programas: Emprendedores leoneses, que está definido para «empresas que lleven un máximo de dos años abiertas sin ser continuación o ampliación de actividades anteriores, y Comercio minorista leonés, en el que se fija como objetivo específico este sector.

Los interesados «podrán acceder a préstamos bonificados por un importe máximo de 100.000 euros —aunque el Ayuntamiento calculará la subvención por un máximo de 40.000 euros— y se beneficiarán de un plazo de devolución de hasta 10 años, con un periodo de carencia de 24 meses solicitable», según trasladaron desde el consistorio. Dentro de este esquema, la participación municipal tienen encaje a partir de una partida de 30.000 euros reservada en el presupuesto con el epígrafe de «apoyo a la financiación de micropymes 2016».

La línea abierta permitirá «acercar los tipos reales a tipos muy competitivos en plazo, tiempo y cantidad», como expuso el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez. Bajo este prisma, los proyectos serán formalizados «conforme a las condiciones preferenciales planteadas o las que tenga establecida la sociedad de garantía recíproca a través de sus convenios con las entidades de crédito o instituciones con las que colabora», según explicaron, sin olvidar que «la disponibilidad estará condicionada a la viabilidad de las operaciones propuestas, conforme a los criterios internos de riesgo que tiene establecidos Iberaval».

Una vez rebasado el filtro, los importes de las subvenciones serán abonados por el Ayuntamiento «de una sola vez en el plazo de tres meses naturales desde la formalización de la operación»

Fuente: http://www.diariodeleon.es/